Ascendiendo a la Casa de Piedra

La zona arqueológica de Toniná es de los tesoros menos mencionados, pero es totalmente mágico, así que partimos en este recorrido por la llamada Ciudad de Piedra. Salimos desde San Cristóbal de Las Casas por la mañana, habíamos escuchado que Toniná fue una ciudad muy importante para los mayas, ya que fue de las últimas habitadas y de las más avanzadas por lo que estábamos partiendo con buenas expectativas de este gran lugar, nos comentaron que tomáramos en cuenta el clima en donde se encuentra ya que es muy caloroso, así que llevamos ropa muy fresca, bloqueador solar y un sombrero para poder tener un recorrido más ameno.

Aproximadamente 3 horas después de recorrido, llegamos a esta imponente zona arqueológica, a simple vista no se contempla la enorme acrópolis, aunque desde luego te darás cuenta de lo sorprendente que es, bajamos del transporte y pudimos avistar la entrada y emocionados, nos dirigimos hacia Toniná por un corto sendero de fácil acceso, no tuvimos ningún tipo de complicación para ingresar. Al entrar te encuentras primeramente con la zona en donde se ejecutaba el Juego de Pelota, fue una de las más grandes de su tiempo y realmente nos asombramos al ver este gran espacio, no pude evitar imaginar cómo se llevaban a cabo los rituales de la civilización maya y los sacrificios que se realizaban en aquel tiempo, procedimos a recorrer la plaza central y al acercarnos a la gran pirámide alcanzamos a contemplar desde abajo los escalones empinados y una gran variedad de texturas y grecas. Comenzamos a subir y conforme íbamos ascendiendo nos dimos a la tarea de contar cuantas plataformas conforman esta gran edificación; son 7 en total, cada una con distintos espacios que en la antigüedad representaban templos y casas, tuvimos la oportunidad de entrar al Templo del Inframundo, es un lugar con muy poca entrada de luz y nos tomó algo de tiempo acostumbrar nuestra vista al espacio en donde nos encontrábamos. Este templo esta construido con un par de cruces a manera de ventanas y nos explicaron que no tienen alguna referencia a la religión católica, si no que representa el árbol de la vida y los puntos cardinales que eran muy significativos para la civilización maya. De igual manera nos topamos con uno de los tesoros de Toniná, el Mural de la Muerte; resulta ser un gran códice lleno de detalles y ornamentos en el que representaban el ascenso del inframundo a la tierra, y los sacrificios humanos, sin duda esta gran pared nos dejó sin palabras, ya que te adentras un poco más en la manera de pensar de estos habitantes y de la manera en cómo significaba para ellos la vida y la muerte. 

Es muy impresionante como todo parece estar conectado, así que nos tomamos el tiempo para poder caminar entre cada rincón de cada nivel. Al llegar al punto más alto pudimos apreciar el hermoso paisaje que se extiende a lo lejos, es impresionante la vista desde arriba ya que fueron aproximadamente 260 escalones de recorrido, pero es una gran ventaja ir explorando cada plataforma ya que cuando menos te lo esperas llegas hasta arriba sin complicaciones. Estábamos muy impresionados sobre todo por estar sobre la pirámide más alta de México, nos hicieron saber que aún se siguen estudiando e investigando las edificaciones que se encuentran debajo y en sus posibles alrededores, ¿impresionante no?

Es realmente una experiencia mágica sentirse rodeado de naturaleza, te recomiendo disfrutar de la maravillosa vista y tomarte el tempo de recargar energías, desde luego tomarte las fotografías más impresionantes para llevarte el mejor recuerdo. Después de ascender por este destino, descansamos e iniciamos nuestro camino nuevamente para regresar, sin duda es uno de los lugares más bonitos de Chiapas. Toniná fue una aventura excepcional en todos los sentidos, te llenas de historia y al mismo tiempo la gigantesca satisfacción de llegar hasta arriba con cada escalón, te aconsejo vivir este recorrido en tu visita por Chiapas, te aseguro que no te arrepentirás. 

Toniná desde las alturas
Toniná desde las alturas

Etiquetas:  CHIAPAS ,  ZONA ARQUEOLÓGICA ,  TONINÁ